¿Qué es un migrante digital?

Inmigrantes Digitales

Hace tiempo que escuchamos ya la palabra migrante digital, nativo digital y analfabeta digital, pero pocas personas se han tomado la molestia de buscar información al respecto y contestar las preguntas sobre ¿qué es un migrante digital?.  Es muy probable que si no lo sabemos, lo podemos imaginar, los nativos digitales son las personas que han nacido rodeados de tecnología y dispositivos, mientras que los migrantes somos los que hemos adoptado y aprendido sobre la marcha a convivir con esas mismas tecnologías, y claro, también con los nativos digitales.

El origen

Pero mi intención es no hablar de lo obvio, sino arrojar un poco más de luz sobre estos términos y lo que hay detrás de ellos. En primer lugar, los términos los acuñó Marc Prensky que ha dedicado su carrera al estudio de la enseñanza, tiene un MBA y un Master en pedagogía además de otros logros en los que no quiero desviarme. Lo interesante es que aunque estos términos se publicaron en la revista “Wired” que habla sobre tecnología, nacieron en realidad en el seno del entorno educativo, porque Prensky estaba estudiando la forma en la que se comportan los nativos digitales en el aprendizaje vs los migrantes digitales.  Es evidente que aunque su estudio se llevaba a cabo con niños, estos términos hoy son importantes porque los nativos digitales continúan con un comportamiento muy singular y que choca de frente con el de los migrangtes digitales. Posteriormente, Jerome Tapscott dio a los nativos digitales el nombre de Generación Net o Generación N. Es importate aclarar que no hay una fecha definida para identificar a los nativos digitales, aunque se habla de 1993 porque fue el año en el que el internet dejó de ser de uso exclusivo militar.

Las diferencias

Las características más importantes que tiene el nativo digital y probablemente estarán claramente identificados son:

  • que quiere información de inmediato y además ponerla en práctica lo más pronto posible, en la mayoría de los casos mientras que está aprendiendo.
  • les gusta tener varias asignaturas al mismo tiempo, son multitaréas.
  • Les interesan más los gráficos que los textos.
  • Tienen una sensación de inmediatez, les gusta sentir que están avanzando de inmediato y les gusta también recibir recompensas a muy corto plazo.
  • En general, no están dispuestos a aprender o trabajar en un método tradicional al que muchas ocasiones deben aceptar por que no hay manera de cambiarlo.

El migrante digital:

  • Busca información y luego prefiere leer detenidamente cada cosa, además de que tiene preferencia por la impresión de documentos.
  • Tiende a hacer cada proceso por separado.
  • Prefiere un ambiente apropiado para trabajar o por lo menos parece que le es más sencillo hacerlo así.

 Y ¿cómo hacemos para convivir?

En primer lugar, es importante que los migrantes digitales comprendan que más allá de que los nativos digitales carezcan de la capacidad de concentrarse, en realidad carecen de la capacidad de concentrarse en la forma tradicional de aprendizaje.  Por otro lado, los migrantes también deben tratar de aprender a trabajar en procesos paralelos, en realidad creo que esto ya está ocurriendo en muchas personas, y la intención no es sólo aprovechar las ventajas de la tecnología sino poder comprender la forma de trabajar de los nativos digitales. Al final, tenemos que convivir y aprender unos de los otros. Las dos generaciones producimos información y conocimiento y tenemos debilidades en ciertos campos, lo ideal es sumar esfuerzos.

Los nativos digitales tienen algunas desventajas, una muy importante es que su sentido de inmediatez y su necesidad de avanzar deprisa, puede hacer que sus decisiones no sean bien razonadas, lo que hace que caigan en el sesgo de confirmación, el error que Daniel Kahneman llama “confirmation bias”, un error que ocurre como resultado de nuestro proceso de decisión rápido. Los nativos digitales entonces deben ser concientes de ello y por lo menos tratar de tomar decisiones mejor analizadas. Por otro lado, Daniel Goleman habla de una falta de concentración que no se refiere a los procesos paralelos en los que trabaja la mente del mativo digital, sino en la capacidad de leer los lenguajes no verbales, lo que reduce de una forma imperceptible para ellos, la calidad de relaciones sociales. Por supuesto, eso es discutible, relativo pero no enteramente falso.

El problema de los nativos digitales

Daniel Cassany (2012) hace notar que aunque los nativos digitales sepan usar la tecnología, dominan la red y están constantemente en ella, presentan algunas limitantes importantes que me parece que vale la pena mencionar:

  • No siempre son concientes de las necesidades de información que tienen, con lo que dificulta que puedan satisfacerlas.
  • Dedican poco tiempo a leer los textos, con lo que dificilmente pueden evaluarlos de forma crítica y distinguir lo que es realmente confiable.
  • La navegación que hacen es ingenua, no distinguen autorías ni calidad de los materiales, asumiendo que todo tiene el mismo valor.

Hoy, con la democracia de la tecnología, estos tres problemas son importantes, porque no sólo cualquier persona que quiera producir información se “convierte en experto” en temas diversos, sino que el nativo digital no puede distinguir a estos falsos expertos, la carencia de calidad en los contenidos o la originalidad de los mismos.   En los terrenos en los que navego, ocurre con frecuencia, personas que viajan una vez a Europa y regresan siendo bloggers y expertos en viajes, comensales que se convierten en expertos gastronómicos por tomar lindas fotos a sus platillos, “influencers” que aparentemente lo son sólo por tener un amplio número de seguidores. Si la calidad no se exige en la producción de información, tampoco se va a producir.

“El conjunto esboza un nativo digital con claroscuros. Quizá sepa acceder a la red y apretar la tecla adecuada, instalar programas y navegar por las ventanas y la barra lateral de una web, pero esto no significa que sepa separar el grano de la paja. Que la mecánica de acceso a la red y la interfaz de los buscadores sean sencillas y que podamos conseguir muchos datos no implica que los podamos entender con la misma simplicidad. Quizá este nativo digital no lee hoy de manera tan diferente a como lo hacíamos nosotros con los libros impresos, pero la red ha multiplicado exponencialemente el número de documentos accesibles, de modo que  comprender y construir significados es bastante más difícil.” (Cassany, 2012)

Gaelle Marcel

Las ventajas de los nativos digitales

Por supuesto que no todo es malo, evidentemente esa misma infoxicación y exceso tecnológico, hace que los nativos requieran de muchas más habilidades  que las que utilizabamos en el aprendizaje y lectura los migrantes digitales, claro que de esas habilidades, ni siquiera tienen conocimiento a pesar de que estén involucradas en su actividad diaria:

  • Informática: para la instalación y mantenimiento de programas y softwares.
  • Biblioteconomía: para buscar y procesar información y documentos.
  • Análisis del discurso: para poder interpretar textos e inferir tonos e ideologías.
  • Diseño: para poder manipular imagenes y videos que publican constantemente.
  • Marketing: para encontrar el público apropiado y difundir sus textos y actividades.

Es cierto, que incluso hoy, todos los productores de información, actúan también como community managers, para lo que tienen que en efecto, tener conocimiento en diversas áreas de estudio.

Otros términos que vale la pena conocer

Ante los cambios en el uso y desarrollo de la tecnología, hay algunos términos que pueden ser útiles de conocer. El primero de ellos es la web 2.0, que es el cambio de actitud hacia un internet que permite interacción, y como resultado de esa interacción es que se identifican entonces los consumidores de información, los productores y los prosumers, que son un híbrido de consumidores que también producen información.  Así mismo existen los residentes y visitantes digitales, los primeros son los que resuelven actividades de distinta índole online, mientras que los visitantes son aquellos que sólo usan internet para hacer alguna búsqueda o revisar eventualmente su correo electrónico.

 

La finalidad de este texto, no es generar controversia, sino arrojar un poco de luz en el tema y sobre todo, que demanera individual se pueda llegar también a la reflexión.

“El ordenador sólo ofrece las potencialidades para acceder a más datos y comunicaciones más sofisticadas; lo que genera aprendizaje e inteligencia es la práctica cognitiva y social de ejecutar esas potencialidades en contextos reales y significativos, hasta el punto de poder apropiarnos de esas herramientas  y de convertirlas en instrumentos básicos para nuestra vida. Se trata de un proceso lecnto, que requiere ensayo, experiencia, reflexión y maduración.” (Cassani, 2012)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *